El tema central de este Blog es LA FILOSOFÍA DE LA CABAÑA y/o EL REGRESO A LA NATURALEZA o sobre la construcción de un "paradiso perduto" y encontrar un lugar en él. La experiencia de la quietud silenciosa en la contemplación y la conexión entre el corazón y la tierra. La cabaña como objeto y método de pensamiento. Una cabaña para aprender a vivir de nuevo, y como ejemplo de que otras maneras de vivir son posibles sobre la tierra.

lunes, 26 de diciembre de 2011

La cabaña del escritor gótico Clark Ashton Smith


Clark Ashton Smith nella sua casa ad Auburn, 1941, foto
Clark Ashton Smith


“De los escritores americanos más jovenes, ninguno ha llegado a pulsar la nota del horror cósmico tan bien como el poeta, artista y prosista californiano Clark Ashton Smith (...) Ningún escritor muerto ni vivo ha podido superar a C. Ashton Smith en la evocación de una atmósfera extraña y demoníaca y en fecundidad de ideas. ¿Quién si no él ha contemplado esas visiones espléndidas, lujuriantes y febrilmente distorsionadas de esferas infinitas y múltiples dimensiones y ha vivido para contarlas?”. 
H.P. Lovecraft “El Horror en la Literatura”

(...) El caso de Clark Ashton Smith es uno de los más curiosos en la literatura fantástica norteamericana. Su impecable técnica le hacían merecedor de una mayor fortuna entre los aficionados al género, pero paradójicamente su figura ha sido ensombrecida por la obra de dos compatriotas y amigos epistolares suyos, Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) y Robert Ervin Howard (1906-1936), cuya obra de menor calidad literaria ha tenido mucho más difusión entre crítica y lectores -sin que ello sirva de menoscabo a la importante obra de estos autores y la gran influencia que han ejercido sobre el terror y la fantasía-. No deja de ser una gran ironía del destino que haya sido la puntual asociación de Smith con los Mitos de Cthulhu de Lovecraft lo que haya impedido, en gran medida, que su nombre terminase cayendo en el olvido.(...)

(...) Clark Ashton Smith nació el 13 de enero de 1893 en Long Valley (California, USA), en un bosque muy cercano de la ciudad de Auburn. Vivió gran parte de su vida en una pequeña cabaña. Sus padres se dedicaban al poco rentable oficio de cría de pollos, lo que obligó al joven Smith a realizar variados trabajos para contribuir a la economía familiar. No tardó mucho en ser conocido por sus dotes de mujeriego y por sus habilidades de autodidacta. Esta última actividad le permitió aprender por su cuenta los idiomas francés y español y a tener una gran inquietud por la creación artística, más concretamente la poesía y la escultura (de la que dijo Lovecraft que parecía realizada por manos no humanas). Tras la precoz publicación de The Startreader (1912), fue descubierto por el poeta George Sterling, el cual lo introdujo en los circulos literarios de San Francisco, frecuentados en aquella época por escritores tan renombrados como Ambrose Bierce y Jack London. El punto culminante de su carrera de poeta lo representa la obra Ebony and Cristal (1922). A partir de este momento comenzó a escribir relatos fantásticos por motivos económicos. La revista «pulp» Weird Tales de Farnsworth Wright será la encargada de publicar la parte más numerosa de su producción. Su primer relato publicado fue El Esqueleto Número 9, que hizo su aparición en el Weird Tales del mes de septiembre de 1928. La calidad de sus historias le hizo merecedor de la admiración y amistad epistolar de sus compañeros de revista, como lo pone de manifiesto su correspondencia con Lovecraft, Howard y otros. Su producción decaerá totalmente a partir de 1936 tras la muerte de sus padres. Después de su boda con Carol Jones Dorman en 1954 se trasladó a vivir a Pacific Glove, California, ciudad donde moriría el día 14 de agosto de 1961. 
La obra de Clark Ashton Smith se caracteriza por la exquisitez de su prosa póetica y su inquietante y conseguida atmósfera macabra, todo ello heredado del poeta francés Charles Baudelaire (1821-1867) y del movimiento simbolista. Smith, no en vano, tradujo por su cuenta Las Flores del Mal de Baudelaire de forma más que competente. También es muy evidente en su obra la influencia de la obra Vathek del inglés William Beckford (1760-1848). Smith finalizó un tercer capítulo inconcluso de esta saga de Beckford llamado La historia de la Princesa Zulkais y el príncipe Kalilah. El experto Javier Martín Lalanda catalogó esta colaboración póstuma como de simple ocurrencia, pero sería más justo juzgarla como un «tour de force» de Smith en homenaje a uno de sus ídolos literarios. Otro autor de gran impacto en Clark Ashton Smith fue el también francés -como Baudelaire- Gustave Flaubert (1821-1880), y en especial sus obras Salambó y Las tentaciones de San Antonio. Otras reminiscencias e influencias menores que se pueden localizar son las de Ambrose Bierce, el ciclo de Las Mil y Una Noches, la obra de Edgar Allan Poe (muy evidente en algunos de los cuentos de Zothique que integran este libro), las fantasías poéticas de Robert W. Chambers y algunos elementos narrativos de H.P. Lovecraft (aunque habría que preguntarse si era más un ejercicio recíproco de amistad que influencia literaria propiamente dicha, como muestran algunos relatos típica y tópicamente cthulhoides como El Retorno del Brujo y La Estirpe de la Cripta). (...)
La influencia de Clark Ashton Smith en el marco de la fantasía y ciencia-ficción posterior en su época es de cierto nivel, si bien no es muy conocida entre una gran masa de lectores. Entre los autores que se han declarado admiradores y deudores de Smith podemos nombrar a Ray Bradbury, L. Sprague de Camp, Lin Carter, Fritz Leiber y Theodore Sturgeon. Es Bradbury quién le hace un reconocimiento más emotivo al afirmar que fue la lectura de La ciudad de la llama que canta y Señor del Asteroide los que le animaron a convertirse en escritor. 

(http://antoniortizcarrasco.blogspot.com/)


Photo cria1960
1960

Photo of Clark Ashton SmithClark Ashton Smith
La cabaña de Clark Ashton Smith

(...) Smith was born of Yankee and English parentage on January 13th, 1893, in Long Valley, California, about six miles south of Auburn. In 1902 his parents, Fanny and Timeus Smith, moved to Boulder Ridge, where father and nine-year-old son built a cabin and dug a well. Here Smith lived almost continuously until 1954, and one can easily imagine the effect that the surrounding countryside had on the sensitive and imaginative boy. It was a veritable gar­den of fruit trees, evergreens and park-like areas located on the rolling foot­hills of the Sierras, while arching overhead the nocturnal immensitudes of the heavens were rendered remarkably clear in the clean, smog-free country air.(...)



RESEÑA BIOGRÁFICA
Nació el 13 de enero de 1893, en Long Valley. Artista polifacético, escritor, dibujante, pintor de lo insólito, Ashton Smith es, junto con Lovecraft, el más dedicado a lo remoto de su generación. Este autor californiano se complace en evocar paisajes de pesadilla más allá de cualquier frontera terrestre. Sus relatos, que se refieren a otras dimensiones, universos o eras de la Tierra fueron muy apreciados por el creador de los Mitos de Cthulhu, que no duda en situarlo entre los más grandes. De él toma al dios negro Tsathoggua y la primordial Hiperbórea. Clark Ashton Smith, conocido como el mago de Auburn, localidad donde nació, inició su carrera como escritor de lo terrorífico con La abominación de Yondo, difundida en 1925. Muy pronto, Lovecraft comenzó a cartearse con el joven autor. Por su parte, el de Providence le propuso -o favoreció- que publicara en la revista Weird Tales, donde remitió tres poemas que aparecieron en 1926. Entre 1929 y 1937 Smith conoció su etapa de mayor producción. Escribió alrededor de cien historias y novelas y se carteó con Robert E. Howard, creador de Conan. El suicidio de este último en 1936 y la muerte de Lovecrat en 1937 le sumieron en una profunda desesperación que sólo le permitió escribir otros doce relatos hasta 1961. Durante todo ese tiempo, Clark Ashton Smith decidió centrarse en la pintura, la poesía y la escultura. En todos aquellas formas de percibir el arte, disfrutó de los valores que tiempo antes habían establecido los simbolistas franceses. Para este autor, Baudelaire había, una vez más, impuesto definitivamente sus cánones, por lo que en toda su obra predominaron la estética de lo grotesco, el mal hecho arte, el desafío a lo moralmente apropiado, en definitiva, la huida de los espacios comúnmente aceptados. Ashton Smith murió en 1961.
Fuente: VIEJO REINO

Smith
La última casa de Smith


GALERÍA DE ARTE de Clark Ashton Smith


The Nameless OneInhabitant of HyperboreaWeird SketchChinese' DevilUntitledUntitled Watercolor 1926The Nameless EntityUntitled
Conical BeastSculptures


http://weirdletter.blogspot.com/2011/01/mezzanotte-ce-clark-ashton-smith-alla.html
http://www.thecimmerian.com/saluting-the-sorcerer/#more-10087
http://www.galeon.com/letrasperdidas/c_smith00.htm
http://www.eldritchdark.com/galleries/by-cas/all/a/11
http://www.eldritchdark.com/galleries/of-cas/all/a/1
http://antoniortizcarrasco.blogspot.com/

No hay comentarios: